Información sobre vivienda y economía

Los ‘boy scouts’ paralizan la venta del refugio de Jackie Kennedy en Portugal

De casoplón que albergó a personalidades como Jackie Kennedy a refugio de boy scouts

El palacio de Comenda. Agencia Lusa.
El palacio de Comenda. Agencia Lusa.
Autor: Redacción

De casoplón que albergó a personalidades como Jackie Kennedy a refugio de boy scouts. Un grupo de escutas portugueses han frenado la compra del legendario y glamuroso palacio portugués de Comenda. Una pareja de multimillonarios estaba en trámites para sellar la compra, pero este agrupamiento ha puesto toda la carne en el asador para dejar en stand by la operación, alegando que durante veinte años han cuidado de esta casa.

El precio de salida del edificio era de 45 millones, pero, según El País, los millonarios extranjeros solo han pagado por el momento 16 millones de euros. Eso sí, una transacción que iba a ser de lo más sencilla se ha complicado hasta límites insospechados.

El primer frente que tiene abierto la pareja de compradores es con el Ayuntamiento de Setúbal, ya que la propiedad dificultaba el acceso público a la playa de Albarquel. El pacto inicial entre el municipio y la nueva propiedad se cumplió en sus estrictos términos, pero el aparcamiento público y su acceso han quedado bloqueados, al igual que el merendero popular.

El segundo frente, el más llamativo, es la presión del Agrupamiento 415 del Cuerpo Nacional de Escutas, los boy scouts portugueses. Desde hacía veinte años, el molino de la finca era su refugio. A finales de enero, no pudieron acceder a el: puertas cerradas, ventanas clausuradas y las cerraduras cambiadas.

“Durante todo este periodo, nunca prestamos cuentas a los propietarios de la finca sobre la utilización en exclusiva de la Casa Abrigo, habiendo costeado todas las obras de mantenimiento y conservación del espacio y de la zona circundante”, reza el comunicado de la presidenta de los boy scouts locales, Nicole Novo. De momento, la Justicia ha decretado una providencia cautelar sobre el molino.

Una finca histórica

El edificio acogió en 1963 a Jackie Kennedy y a sus hijos Caroline y John. Posteriormente, su hermana Lee y su amigo, el escritor Truman Capote, visitaron la finca en 1965. Esta estancia está más documentada. En 1980, los Armad vendieron la finca al portugués Antonio Xavier de Lima, y dos años después de su muerte, en 2009, la familia la puso a la venta el edificio por 45 millones, sin éxito hasta el pasado diciembre.

Los nuevos dueños han adquirido 600 hectáreas de bosques, con variadas edificaciones y playa privada. Entre sus bondades están sus cinco pisos y sus más de 20 habitaciones.