Información sobre vivienda y economía

Cómo conseguir más espacio en el salón y qué tener en cuenta antes de plantearte una reforma

Pixabay
Pixabay
Autor: @Lucía Martín (colaborador de idealista news)

Entre el sillón y la chaise longue, las librerías, la mesa para comer, la pequeña para tomar el café, los juguetes de los niños que lo ocupan todo… Tienes la impresión de que tu salón es diminuto, te sientes agobiado y quisieras disponer de más espacio, pero no puedes permitirte mudarte a una vivienda más grande. ¿Cómo hacerlo?

Está claro que cuanto más espacio tengamos, más cómodos nos sentiremos. “Agrandar solo una estancia sin tocar el resto puede resultar una tarea titánica, veamos qué debemos tener en cuenta o sí o sí”, comenta el arquitecto Pablo García, de Atrezo Arquitectos

  1. El suelo de la casa: “Si vamos a agrandar demoliendo un tabique, debemos saber que bajo el tabique no hay solería por lo que debemos poner un suelo nuevo. El suelo puedo ser nuevo en esa parte solamente o en toda la estancia. Normalmente si es el pavimento es cerámico podremos encajar nuevas piezas pero si es laminado de madera tendremos que sustituir un paño completo o incluso más. Por lo tanto lo primero que tenemos que tener en cuenta al ampliar el salón es la sustitución del pavimento”.
  2. Radiadores: “Al agrandar una estancia lo ideal sería que no afectara a ningún radiador, ya que mover la posición de estos puede llegar a ser complicada. Si aún así tenemos que hacerlo, debemos contemplar que las nuevas tuberías pueden ir por pared o por el suelo. Hay que prepararse para abrir de nuevo el pavimento. Si la ampliación es hacia una terraza, intentaremos que el radiador siempre quede debajo de las ventanas o en las zonas más frías”.
  3. Muro de carga: “Eliminar un elemento constructivo requiere de la supervisión de un técnico en la mayoría de los casos. Se trata de prevenir demoler divisiones que cargan parte de las cargas que el edificio transmite al terreno mediante sus elementos estructurales”.
  4. Falsos techos, luces y pintura: “Si hay falso techo, habrá que poner uno nuevo, pero no en la parte que se amplía sino en todo el espacio, porque las uniones de nuevos y existentes no dará buen resultado. Lo mismo ocurre con la pintura: olvídate de solo pintar una parte”.
  5. Rodapié y puertas: Las puertas y rodapiés son elementos que suelen ir en sintonía en cuanto a su diseño y acabados. “Ten en cuenta que si hay que añadir otra puerta o trozos de rodapiés, no será sencillo conseguirlos idénticos. Por ello, plantéate la ampliación sin necesidad de puertas y aprovechando el rodapié existente”, aclara García.

La licencia, necesaria

¿Estos cambios en tu salón necesitan de licencia de obra? Sí: “El cambio de distribución es un tipo de obra que requiere de comunicación al Ayuntamiento y en muchos municipios, planos firmados por un arquitecto. Para que den el visto bueno a la intervención, el estado reformado deberá cumplir con el programa mínimo de vivienda y ninguna estancia deberá quedar de dimensiones menores a las mínimas. Para saber estas medidas debes consultar el programa de vivienda que establece el Plan General de tu municipio”, aclara el arquitecto.

Y, ¿qué ocurre si agrandas el salón cerrando la terraza o el balcón? “Si para agrandar tu salón debes ocupar estos espacios, deberás solicitar a tu comunidad de vecinos el proyecto unificado de fachada para saber de qué color, forma y disposición deben ser los cerramientos. Si no lo tienen, consulta de qué manera puede hacerse y aprovecha para reunirte y redactar el proyecto unificado de fachada de cara a futuros vecinos que lo necesitasen y para agilizar los trámites municipales. Si tenemos este proyecto, para el Ayuntamiento es suficiente. Si no, pedirá el consentimiento de los vecinos para que puedas cerrarlo y también solicitará fotos para saber en qué estado está el resto de huecos”, finaliza.