Información sobre vivienda y economía

El Gobierno amplía la moratoria hipotecaria a los autónomos y anuncia otra para los créditos al consumo

La Moncloa
La Moncloa
Autor: Redacción

El Gobierno ha aprobado más medidas económicas para luchar contra el impacto económico y social del coronavirus. En concreto, el Consejo de Ministros ha sacado adelante unas ayudas específicas para el alquiler y ha ampliado la moratoria hipotecaria para que puedan acogerse a ella los autónomos que vean interrumpida su actividad o sufran una caída drástica de los ingresos. Estas medidas están incluidas en un nuevo Real Decreto-ley que complementa a los que ha anunciado en las últimas semanas.

Hace dos semanas, ya se puso en marcha la moratoria en el pago de las cuotas de las hipotecas de la vivienda habitual (el banco tampoco podrá cobrar intereses) a la que podían acogerse los trabajadores vulnerales (en paro, afectados por un ERTE o cuyos ingresos se hayan reducido drásticamente por el covid-19). Y la novedad es que los autónomos también entran entre los beneficiarios de esta medida. Según recoge el BOE, los autónomos, empresarios y profesionales podrán pedir una moratoria de la hipoteca de los inmuebles afectos a su actividad económica (locales comerciales, oficinas...). La moratoria también se amplía a los pequeños propietarios que tengan su vivienda alquilada y sufran impagos.

Otra medida que tiene a los trabajadores por cuenta propia como protagonistas es que se aplica una moratoria de los pagos de las cotizaciones a la Seguridad Social durante seis meses (medida que se extiende a las empresas, aunque sin aclarar si solo será para las pymes) y la posibilidad de aplazar el pago de deudas a la Seguridad Social hasta el 30 de juni0, con un interés del 0,5%, según recoge La Moncloa.

Además, la normativa contempla el aplazamiento extraordinario del calendario de reembolso en préstamos concedidos por comunidades autónomas y entidades locales a empresas y autónomos que hayan sufrido inactividad o reducción de ventas derivada de la crisis del covid-19, de modo que podrán solicitar el aplazamiento del pago de principal y/o intereses a satisfacer hasta finales de año. 

Por último, el Ejecutivo ha anunciando una moratoria sin interses de la cuota corresponiente a los días de marzo en los que no hayan podido ejercer su actividad.

A pesar de que estas medidas están en línea con las ayudas que pedía el colectivo de los autónomos, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, ha criticado en sus redes sociales el anuncio del Gobierno de aplicar una moratoria a los días de marzo en los que los trabajadores por cuenta propia no han podido ejercer su actividad, cuando la Seguridad Social ya ha cobrado en las últimas horas la cuota mensual a 3,2 millones de autónomos. En este sentido, el Ejecutivo ha explicado que los autónomos podrán solicitar la devolución del dinero pagado de más.

En este sentido, el real decreto establece que "para facilitar a las empresas y a los autónomos la realización de las gestiones con la Seguridad Social, se permite a empresas y gestorías a utilizar el Sistema de remisión electrónica de datos (RED) para efectuar por medios electrónicos las solicitudes y demás trámites correspondientes a los aplazamientos en el pago de deudas, las moratorias en el pago de cotizaciones y las devoluciones de ingresos indebidos con la Seguridad Social". 

Por otro lado, el real decreto no recoge qué condiciones deben cumplir los autónomos para poder acogerse a estas medidas y se limita a señalar que "los requisitos y condiciones se establecerán mediante Orden del Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones previo acuerdo de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos".

Por otro lado, el Ejecutivo ha anunciado una moratoria que afectará a los préstamos no hipotecarios, incluidos los créditos al consumo, por un plazo de tres meses prorrogables para los ciudadanos perjudicados por la expansión de la pandemia. 

Según detalla el BOE, "se ajusta el régimen de acreditación de esta moratoria no hipotecaria con dos objetivos. En primer lugar, se establece que no se tenga en cuenta la aplicación de una posible moratoria hipotecaria o de alquiler a efectos de calcular si se ha alcanzado o no el límite de la carga hipotecaria o la renta arrendaticia del 35% de los ingresos. Con ello se pretende garantizar el tratamiento equitativo de todos los acreedores y arrendadores. En segundo lugar, se pretende abarcar la casuística de quienes no hagan frente a deudas hipotecarias o una renta arrendaticia deban hacer frente a uno o varios préstamos que le suponen más de un 35% de sus ingresos".

El Ejecutivo también ha anunciado que queda prohibido el corte de los suministros básicos durante el estado de alarma, una medida que beneficia tanto a los hogares como a los autónomos (es decir, incluye la vivienda habitual, los locales y las oficinas) y una ampliación del bono social de la luz y el gas.

Ayudas al alquiler

El Consejo de Ministros también ha aprobado un plan de ayudas los inquilinos vulnerables a afrontar el pago del alquiler. Las medidas podrían beneficiar a más de medio millón de hogares, según calcula el Gobierno, y destacan la prórroga de seis meses de los contratos de alquiler que estén a punto de finalizar, la paralización de los desahucios hasta final de año y la posibilidad de que los arrendatarios puedan pedir pequeños créditos sin intereses al ICO para pagar la renta, y cuya devolución se podrá realizar en un plazo de seis años prorrogable a 10 años.

Y, aunque el Ejecutivo garantiza que ningún pequeño propietario tendrá problemas para pagar su renta, sí que ha anunciado que los grandes tenedores de viviendas, ya sean particulares o empresas, deberán aplicar una quita de la renta del 50% a los inquilinos vulnerables o bien reestructurar la deuda durante un plazo de hasta tres años.