Información sobre vivienda y economía

Los tipos fijos ganan peso en el mercado hipotecario ante los futuros cambios del euríbor

Los tipos fijos se abren hueco en el mercado hipotecario. El porcentaje de hipotecas que cuentan con tipos fijos durante una parte de la vida del préstamo crecen al albor de la recuperación económica. Entre las nuevas condiciones de crédito de los bancos cada vez tienen más peso los tipos fijos entre dos y cinco años y ya suponen un 32,8% del total de hipotecas en mayo de 2015, según la AHE. Además, las hipotecas fijas a más de 10 años representan un 5% del total. 

Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el 92,8% de las hipotecas constituidas en mayo utilizan principalmente un tipo de interés variable, frente al
7,2% que tienen mayoritariamente un tipo fijo. La Asociación Hipotecaria Española (AHE) realiza la división a su vez en el periodo de tiempo que una hipoteca incluye tipos fijos.

Fuente: Asociación Hipotecaria Española (AHE).

Mientras el peso de los préstamos con el 100% de interés variable o con un interés fijo solo durante el primer año de hipoteca ha ido decayendo del 93,2% alcanzado en 2005 a un 59,9% registrado en mayo de 2015, los tipos fijos entre dos y cinco años se han incrementado del 5,7% de 2005 al 32,8% del pasado mes de mayo, según el último boletín trimestral publicado por la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

También el boletín de la asociación destaca el aumento de la contratación de hipotecas con tipos fijos más allá de los 10 años y que ya representan un 5% del total de hipotecas, frente al 0,7% que solo suponían en 2014 o en 2006, en pleno boom inmobiliario. Los préstamos que incluyen tipos fijos entre 5 y 10 años han crecido de forma más moderada y suponen el  2,2% al cierre de mayo de este año.

La banca y los propios usuarios deben tener claro sus condiciones económicas para poder asumir el pago de la cuota hipotecaria durante toda la vida del préstamo. Las actuales hipotecas a tipo variable referenciadas en el euríbor viven sus mejores años, con el índice en mínimos históricos, después de cerrar el pasado mes de julio en el 0,166%.

Pero la incertidumbre se cierne sobre estos usuarios para saber si serán capaces de asumir el coste de la hipoteca en caso de que el euríbor llegue a colocarse en los máximos que ya alcanzó en 2008 (5,393%).

Un préstamo con interés fijo actualmente se encuentra en un tipo medio del 2,5%, lejos del 4%-6% que exigían hace tan solo un año. La cuota de una hipoteca con interés variable sigue siendo más baja pero con un interés fijo se evitan los vaivenes económicos y los graves problemas que han sufrido muchas familias en los últimos años.

Fuente: Asociación Hipotecaria Española (AHE).

En opinión de Juan Villén, director de idealista hipotecas, el principal problema de estos préstamos es su plazo de amortización. “Si es de 20 años en lugar de 30 –habitual en las hipotecas de tipo variable–, la cuota se eleva mucho y le resta atractivo”, asegura.

Para Villén, una alternativa que limita el riesgo son las hipotecas mixtas, que mezclan un plazo fijo inicial de 3, 5, 7 o 10 años con otro periodo de tiempo de tipo variable. 

En cualquier caso, el especialista de idealista hipotecas recomienda “no jugar a la ruleta rusa” y, en la medida de las posibilidades económicas de cada uno, apostar por una de las atractivas propuestas a tipo fijo que ofrecen actualmente las entidades financieras.

“El euríbor medio desde su nacimiento en 1999 es el 2,61%, así que un tipo fijo al 2,50% es muy interesante”, justifica Villén, que advierte que “muchos españoles piensan que es mejor coger a tipo variable ahora y, cuando suba el euríbor, intentar cambiar, pero para entonces será demasiado tarde porque las ofertas a tipo fijo serán más caras”.