Información sobre vivienda y economía

Palo para la banca y alegría para los hipotecados: el euríbor firma su tercera caída consecutiva en mayo

Autor: Redacción

El euríbor a 12 meses, el principal indicador para la mayoría de las hipotecas en España, ha terminado mayo con una media del -0,134%. A pesar de que este nivel supera al de hace un año y no consigue abaratar las cuotas hipotecarias, ha firmado su tercera caída consecutiva y marca mínimos desde noviembre.

El pasado mes de marzo, y después de que el Banco Central Europeo (BCE) descartara la posibilidad de subir los tipos de interés a la vuelta del verano, el euríbor rompió la tendencia alcista que había iniciado casi un año antes. Tanto en marzo como en abril el indicador bajó de forma testimonial, aunque en mayo el descenso ha sido mucho más pronunciado. 

A la espera de que el Banco de España confirme el cierre definitivo, la media mensual se sitúa en el -0,134%, frente al 0,112% del mes previo. Por si fuera poco, en las últimas jornadas ha seguido bajando y ha llegado a romper el nivel de -0,16% en el último día hábil del mes, volviendo a niveles del pasado septiembre. La razón por la que estamos viendo caídas de nuevo es porque el mercado está descontando que la primera subida de los tipos de interés desde 2011 todavía está lejos de producirse. 

Es una mala noticia para los bancos, que seguirán sufriendo para mantener su margen de negocio y ganar rentabilidad, aunque es una buena noticia para los millones de hipotecados que tienen un préstamo referenciado al euríbor. Este es, entre otros factores, uno de los que más está lastrando el balance del sector financiero y que podría desembocar en la primera caída de beneficios del sector desde 2012, el momento más crítico de la crisis. 

Para los hipotecados, en cambio, el nuevo descenso es una excelente noticia. Aunque es cierto que las cuotas no bajarán tras el cierre de mayo (el año pasado se situó en el -0,188%), la tendencia que está mostrando el indicador deja entrever que podríamos ver una rebaja en las cuotas próximamente, como ya sucedió hasta marzo del año pasado. Las próximas revisiones supondrán un alza testimonial, de unos 4 euros mensuales para un préstamo medio, lo que arroja un gasto extra de menos de 50 euros al año.