Información sobre vivienda y economía

Los intermediarios y prestamistas inmobiliarios ya pueden consultar los datos de riesgos del Banco de España

La nueva circular ya está publicada en el BOE y entrará en vigor en 20 días

Gtres
Gtres
Autor: Redacción

Llega una nueva circular del Banco de España, con el fin de adaptar la Central de Información de Riesgos (CIR) a las exigencias de la ley hipotecaria que entró en vigor en junio del año pasado.

En concreto, el supervisor financiero dio luz verde a la Circular 1/2020 el pasado 28 de enero, cuya misión es readaptar la Circular 1/2013 a las circunstancias actuales y que ha salido publicada hoy en el BOE, aunque tardará 20 días en entrar en vigor.

¿Y cuáles son las novedades? Como explica el organismo liderado por Pablo Hernández de Cos, "se habilita el acceso a la CIR del Banco de España de todas las entidades prestamistas de crédito inmobiliario: por un lado, se amplía la obligación de declarar a la CIR a los prestamistas inmobiliarios y a las entidades de crédito que operen en régimen de libre prestación de servicios y, por otro, se permite el acceso de los intermediarios de crédito inmobiliario a los informes sobre los riesgos de las personas físicas y jurídicas registrados en la CIR en igualdad de condiciones que las entidades declarantes. Con estas modificaciones, se aumenta la información a disposición de las entidades para evaluar los riesgos de sus clientes, lo que les permitirá mejorar su proceso de toma de decisiones".

Dicho de otro modo: los intermediarios de crédito podrán consultar dentro de tres semanas toda la información disponible en el Banco de España sobre las deudas de personas físicas o jurídicas (o si atienden a sus compromisos financieros en forma y plazo establecidos) para poder medir los riesgos de los clientes. 

Desde idealista/hipotecas explican que "la consulta de los datos por parte de los intermediarios les permitirá prestar un mejor servicio a los consumidores, adaptando las ofertas de los bancos a su situación, así como facilitar tanto a los usuarios como a las entidades financieras el proceso de recogida y análisis inicial de la información necesaria para el análisis de riesgo en las solicitudes de hipotecas". 

Según los datos del Banco de España, solamente están activos algunos intermediarios extranjeros (la mayoría son británicas, aunque también hay nombres franceses, alemanes, belgas e irlandeses, que se dieron de alta entre junio y noviembre del año pasado), mientras que el organismo está en proceso de validación de todas las solicitudes de altas de intermediarios (el plazo para presentar dicha solicitud terminó el 16 de diciembre), lo que significa que próximamemte aumentará la lista de empresas con licencias, y que entre ellas habrá tanto nombres españoles como foráneos. 

De cara a los consumidores, los expertos en materia hipotecaria insisten en que a partir de ahora deben exigir que quienes les asesoren o intermedien sus solicitudes con los bancos acrediten su registro, que será "la mejor garantía de profesionalidad".

Recordemos que la nueva ley hipotecaria hace especial hincapié en el análisis de la solvencia de los clientes que deben hacer los prestamistas. En este sentido, la normativa decía explícitamente que “el prestamista deberá consultar el historial crediticio del cliente acudiendo a la Central de Información de Riesgos del Banco de España, así como a alguna de las entidades privadas de información crediticia en los términos y con los requisitos y garantías previstos legislación de protección de datos personales. En caso de que el prestamista conceda el préstamo, podrá comunicar los siguientes datos a las oficinas privadas de información crediticia: importe original, fecha de inicio, fecha de vencimiento, importes pendientes de pago, tipo de préstamo, garantías existentes y valor al que estas alcanzan, así como cualquier otro que establezca la persona titular del Ministerio de Economía y Empresa”.