Información sobre vivienda y economía

Primark retrasa la apertura de su tienda en Plaza Cataluña de Barcelona por el coronavirus

Primark se suma al parón que están llevando a cabo muchos negocios en el mundo

Primark se suma al parón que están llevando a cabo muchos negocios en el mundo, aunque en esta ocasión casi por obligación. La compañía tenía previsto abrir su ‘flagship store’ en pleno centro de Barcelona en las próximas semanas, pero según fuentes cercanas a la compañía, los planes se verán retrasados por el coronavirus. Los retrasos en la recepción de mercancía y sus proveedores de mobiliario serían algunas de las causas.

Además, el grupo propietario del gigante irlandés ha emitido un comunicado en el que asume que habrá retrasos en los planes de las empresas que controla “Por política de prevención del grupo Associated British Foods desde la sede de Dublín se ha tomado la decisión de cancelar los desplazamientos de la plantilla y están valorando la repercusión a nivel internacional que esto supondrá".

Según adelantó El Periódico, la suspensión de actos relacionados con la apertura supuso posponer esta semana encuentros con representantes del Ayuntamiento de Barcelona, según fuentes del consistorio. Teniendo en cuenta la situación actual, estas reuniones se aplazarán un mínimo de dos semanas más.

‘Macrotienda’ en Plaza Cataluña

Esta será una de las dos únicas tiendas que abrirá Primark en España, tal y como explicó el grupo a principios de año. Primark empezó con las obras en el interior del edificio el pasado agosto, desde cuando tiene las llaves de la que será su tienda insignia en la capital catalana. La tienda ubicada en plaza Catalunya será una de las aperturas más importantes del año en Barcelona para el sector del ‘retail’.

El edificio cuenta con una superficie bruta alquilable de 7.393 metros cuadrados y está ubicado en la intersección de Plaza Cataluña y Las Ramblas, uno de los nuevos ejes comerciales de Barcelona tras la apertura de establecimientos del gigante gallego Inditex, así como de otros operadores como Mango, Apple o Urban Outfitters.

El edificio estaba totalmente alquilado a El Corte Inglés hasta hace unos meses, que lo operaba bajo un concepto multimarca con marcas como Gap, Tommy Hilfiger, Guess, Diesel, Maje, Sandro, Stefanel o Desigual.

El inmueble fue rehabilitado en 1998 y albergó la antigua sede del Banco Central y una de las únicas tiendas de la británica Marks&Spencer en España. Tras la compra, El Corte Inglés e IBA Capital firmaron un contrato de sale and leaseback que vencía en 2018. Desde finales del pasado año, el local forma parte de la cartera de Zambal, socimi de IBA Capital.