Información sobre vivienda y economía

Errores/horrores urbanos: costa miño, el prestige inmobiliario gallego

Autor: Redacción

Se suele decir que la burbuja inmobiliaria afectó más a unas zonas que a otras, pero cada rincón de España tiene su particular "monumento" al ladrillo. En este nuevo capítulo de errores/horrores urbanos mostramos el icono gallego de la burbuja inmobiliaria: costa miño, una ciudad casi fantasma llena de cientos chalets deshabitados o a medio construir que se extiende a lo largo y ancho de más de un millón de metros cuadrados de suelo coruñés

"En la costa de Miño, a pie de las espectaculares playas con bandera azul de Miño y Perbes, magnífica urbanización con campo de golf de 18 hoyos, única en Galicia. Elija la vivienda que más se ajuste a sus necesidades en una de las zonas costeras más prestigiosas". Así permanecen en Internet anunciadas las viviendas de martinsa fadesa en costa miño, que lleva años causando impresión a los que viajan por la autopista del atlántico entre a coruña y ferrol (y los que quedan)

Costa miño tiene todos los ingredientes del pecado inmobiliario español: un proyecto de cientos de viviendas para un pueblo pequeño, expropiaciones, denuncias al ayuntamiento y a la promotora, concurso de acreedores de la promotora, viviendas sin vender, chalets a medio acabar, desplome de precios y hasta un campo de golf

Los pocos vecinos de la zona sufren ahora los excesos de una mala planificación y tratan de organizarse y compartir problemas en un foro de vecinos de Urbanización Costa Miño Golf, donde dejan bien claro que es un "punto de encuentro e información de la comunidad de vecinos de la urbanización, sin ninguna vinculación con la promotora, constructora, entidades bancarias, ni ayuntamiento". Su último golpe ha sido saber que Fomento suprime del presupuesto la conexión de Costa Miño con la AP-9, pero sus problemas son mayores, ya que incluso una conexión de teléfono es motivo de debate

Las imágenes de costa miño que se muestran en este repotaje, realizadas por josé hinojosa, causan el mismo escalofrío y sensación que años atrás hicieron seseña, valdeluz o cualquier rincón de la costa levantina, pero no, estamos en galicia

Ver más errores/horrores urbanos