Información sobre vivienda y economía

Los siete aspectos macroeconómicos que más preocupan sobre España

Autor: Redacción

Los analistas de selfbank enumeran en su último informe sobre los mercados los siete aspectos que preocupan sobre la economía española. El deterioro del crecimiento económico, la amenaza de la estanflación, la evolución de la deuda y el déficit o la crisis del sector inmobiliario son algunos de los elementos a los que el país, en su opinión, tendrá que hacer frente en los próximos meses

1.   Deterioro del crecimiento:

El país está actualmente en recesión y los indicadores adelantados muestran un empeoramiento para el segundo semestre del año. Mientras tanto, se está asistiendo por primera vez a una salida de residentes desde 1990, señal clara que la población está perdiendo confianza

Debido a esto, las previsiones de crecimiento se están reduciendo. El pasado 25 de septiembre conocíamos como la agencia de calificación crediticia s&p, preveía que la economía se contraerá un 1,8% este año. Desde el punto de vista del fmi, la economía española podría sufrir un decrecimiento del 1,3% en 2013

2.   Estanflación:

El miedo a una estanflación parece tomar fuerza. La inflación en tasa interanual en octubre se dispara siete décimas hasta el 3,4%. Un avance fuerte de la inflación en un periodo de contracción económica es uno de los peores escenarios en los que puede entrar una economía.  Este resultado está fuertemente impactado por la subida generalizada del iva


3.   Deuda externa:

La mejora en las exportaciones es muy frágil. El déficit de balanza por cuenta corriente ha sido en nuestra economía del -6% desde el año 2000 debido a la insuficiencia de ahorro nacional. Sin embargo, este aspecto ha mejorado en los 3 últimos años, no sólo debido a la caída de la demanda doméstica sino también a la mejora de las exportaciones. En 2011, las exportaciones fueron un 30% superiores a las de 2008, fenómeno que se explica por el incremento del a productividad



 

No obstante, el deterioro de las economías de los socios europeos pesará en las exportaciones ya que más del 50% de las mismas se dirigen a nuestros vecinos europeos. Por tanto, la mejora en las exportaciones no parece estar sólidamente sostenida

4. El mercado laboral:

La tasa de desempleo se encuentra en el nivel más alto desde 1983 y cada vez se está incrementando más (25,1% en julio). El deterioro del empleo ha propiciado un aumento de los salarios por debajo de la inflación. La pérdida en la capacidad de compra pesará en la demanda doméstica por algún tiempo. Las diferencias de ingresos se están ampliando y la tasa de desempleo juvenil se sitúa en más del 50%


5.   Sector inmobiliario:

Los precios de la vivienda deberían seguir retrocediendo. Es posible que el ajuste en el sector no se ha producido completamente. Los precios de la vivienda han caído aproximadamente un 30% desde el pico de 2008, pero posiblemente aún no han tocado fondo. La demanda es muy débil y el stock de casas sin vender es muy grande. En el nivel de precios actual, la vivienda parece seguir sobrevalorada entre un 20-30% de acuerdo a la mayoría de los estudios

6.   Deuda y déficit:

La deuda pública se encuentra todavía por debajo de otros países de la zona euro. Sin embargo, esto puede resultar engañoso ya que para evaluar la sostenibilidad de la misma, lo importante no es la cantidad, sino la velocidad de crecimiento o decrecimiento

La deuda española se ha duplicado desde 2007 y se espera que alcance el 100% del PIB para el 2014. Debido al deterioro de la situación de los fundamentales, parece muy complicado que el país pueda financiarse a tipos de interés razonables a pesar de la enorme caída de la prima de riesgo desde el 24 de julio

El déficit del estado avanzó en los ocho primeros meses del año hasta los 50.132 millones de euros, lo que supone el 4,7% del PIB, debido a unos ingresos por importe de 60.106 millones y unos gastos de 110.238 millones. Esto supone un desequilibrio (23,8%) superior al año pasado, superando el objetivo anual del 4,5% para el conjunto del año

Este dato incluye los adelantos de transferencias a la seguridad social, a las comunidades autónomas y la unión europea. En términos homogéneos (no considerando las transferencias al resto de las administraciones), el déficit del estado se incrementó entre enero y agosto hasta al 4,26% del PIB

Esto hecho ha despertado las dudas entre los inversores. España tiene un objetivo de déficit en 2012 para el conjunto de las administraciones públicas (incluyendo ayuntamientos, comunidades autónomas y seguridad social además del estado) del 6,3% del PIB. Estas incertidumbres se ponían de manifiesto también en el último informe de perspectivas del fmi. El fondo augura que el déficit no bajará del 7% este ejercicio y del 5,9% en 2013

Otro factor que preocupa de cara a la consecución de los objetivos son los problemas de financiación regionales. Cataluña (alrededor de 5.000 millones de euros), Comunidad Valenciana (más de 4.500 millones) y Murcia, con cerca de 300 millones ha pedido ayuda formal al estado. Después Andalucía, que aún no ha presentado oficialmente la petición pero que, según los cálculos del gobierno, la cantidad solicitada podría rondar los 4.900 millones de euros

Previsiblemente la comunidad de Castilla La Mancha también pedirá asistencia financiera. Así, sería la quinta comunidad en admitir que necesitará ayuda pública para saldar las deudas acumuladas

7. Los problemas del sistema financiero

Crisis bancaria está lejos de ser solucionada. Las condiciones de crédito se han restringido fuertemente y, lo que es peor, el sector no muestra síntomas de mejora en el corto plazo

Pero no todo son malas noticias: según los test de estrés realizados por oliver wyman, más del 62% del sector bancario español tiene fortaleza suficiente para superar el escenario económico más adverso. Santander, bbva, caixabank, kutxabank, sabadell, bankiter y unicaja no necesitarán más capital para reforzarse

Por el lado contrario, bankia, catalunya bank, novacaixa, banco de valencia, popular, bmn e ibercaja necesitan un refuerzo de 53.745 millones de euros en el peor escenario económico simulado por la consultora (se otorga a este escenario ¨estresado¨ una probabilidad menor al 1%)

Aunque los resultados se sitúan en línea con las previsiones iniciales, muchas entidades requieren necesidades de capitalización. También es probable que asistamos a un proceso de liquidaciones y una nueva ronda de fusiones. En definitiva, se ha avanzado en el buen camino pero sigue existiendo un largo recorrido de saneamiento para el sector, lo que alargará la recuperación económica, ya que el crédito tardará en volver a fluir con normalidad