Información sobre vivienda y economía

La primera casa de Gaudí, al descubierto después de 132 años

Casa Vicens
Casa Vicens

El primer encargo que recibió el arquitecto Antoni Gaudí recién graduado fue diseñar la residencia veraniega de Manuel Vicens i Montaner, un corredor de seguros adinerado. El resultado fue una exquisita villa mezcla de influencias oriental, mudéjar y nazarí con un amplio y frondoso jardín. Fue la primera obra del genio del Modernismo catalán. Durante 130 años fue un tesoro de propiedad privada, hasta que en 2014 la adquirió el banco andorrano Morabanc. Los exuberantes jardines ya no existen, pero la casa, declarada Patrimonio de la Humanidad en 2005, ahora se ha convertido en museo. Después de casi dos años de rehabilitación y 4,5 millones de inversión, el gran público descubrirá sus encantos a partir del próximo 16 de noviembre. 

Entre el 2 y 5 de noviembre, por eso, los vecinos de la calle Carolines de Barcelona serán los primeros privilegiados, a modo de recompensa por las obras, en explorar esta joya arquitectónica.

Se trata de la primera casa que Gaudí proyectó. Eso fue allá en 1878, con 26 años recién cumplidos de Gaudí, aunque las obras no acabaron hasta 1885. Desde entonces la casa vivió varias remodelaciones, como la intervención de Joan Baptista de Serra Martínez, arquitecto amigo de Gaudí, o la última ampliación, a mediados de los años sesenta para añadir más apartamentos a la casa.