Información sobre vivienda y economía

Casas prefabricadas móviles: tu casa ecológica reubicable desde 27.000 euros

Casas prefabricadas móviles desde 27.000 euros
Dos viviendas móviles siendo transportadas / Alucasa

Vivimos en tiempos rápidos, de constantes cambios. Antaño, la gente compraba una casa y esta era para toda la vida, pero, ahora, hacer esto no es lo normal y se suele cambiar de domicilio como mínimo un par de veces. Esta nueva actitud viene marcada por muchos factores, de los cuales podrían destacar la flexibilidad laboral y los desplazamientos profesionales.

Ante este horizonte, las personas han ido demandando soluciones que les permitan adaptarse a los nuevos tiempos, además de que la sociedad ha ido cobrando consciencia sobre problemas como la contaminación o la sostenibilidad energética, por lo que, las viviendas prefabricadas móviles se han perfilado como una opción nada desdeñable para tener en cuenta. Te mostramos los entresijos de este mercado.

Precio

Fijar el precio en una casa prefabricada es difícil, ya que, salvo que te decantes por un modelo estándar, al ser personalizadas al 100%, el valor final puede variar y depende de factores como el tamaño, los acabados, equipamientos y materiales.

Exterior del modelo Texas. Precio: 58.364 euros / Alucasa
Exterior del modelo Texas. Precio: 58.364 euros / Alucasa

“Todos nuestros modelos salen de fábrica completamente amueblados y equipados. Disponemos de tres gamas diferentes en cuanto a equipamientos, (dado que la calidad estándar de las tres es muy alta), una más básica, una media y otra alta. Esto supone que es imposible establecer un precio/m2 de las mismas, pero nuestro abanico de precios oscila entre los 27.000  y los 75.000 euros”, comenta Eva L. Sabater, CEO de Alucasa, empresa que lleva construyendo casas móviles desde 1977.

Ecológicas

Las viviendas móviles que fabrica Alucasa no llegan a ser pasivas, pero respetan al medioambiente debido a los materiales y los procesos constructivos que emplean. “En la fabricación de nuestros productos empleamos materiales ecológicos y reutilizables que consiguen hacer una vivienda reciclable en un 90%. Cabe destacar que su aislamiento se encuentra especialmente concebido para reducir los consumos energéticos y en su equipamiento se presta especial atención a la utilización de electrodomésticos de eficiencia energética clase A”, explica Eva.

Exterior del modleo Satori / Alucasa
Exterior del modleo Satori / Alucasa

Otro punto importante es que al ser casas móviles no necesitan cimentación y no crean una huella dañina en el terreno en el que se vayan a colocar.

Tu casa en dos meses

Una de las grandes ventajas con las que cuentan este tipo de viviendas es la rapidez con la que se construyen. “Dependiendo del momento en el que se solicite, nuestro tiempo medio de fabricación y entrega es de entre 40 y 60 días”, explican. Es decir, años antes que una vivienda tradicional cuya construcción se estima en dos años.

Interior modelo Texas / Alucasa
Interior modelo Texas / Alucasa

Rapidez no significa renunciar a la calidad ni a la seguridad. Al construirse en fábricas, factores externos como el clima no afectan y los accidentes se reducen al mínimo. “La fabricación se realiza siguiendo estrictos controles en cada una de las etapas, lo que disminuye la posibilidad de futuros fallos técnicos. Los altos estándares de calidad de los materiales empleados, así como su larga duración provocan un ahorro en el mantenimiento y en todos los consumos energéticos, con una calidad muy alta, equiparable a la de las casas tradicionales”, exponen desde Alucasa.

Perfil de cliente

Respecto al perfil de cliente, la compañía comenta que es muy variado, desde jóvenes que buscan una primera vivienda, familias con niños, hasta personas mayores que quieren un hogar para retirarse y hacer vida en el campo. Además, debido a sus características, este tipo de viviendas son perfectas para alojamientos turísticos como campings y resorts vacacionales.

Salón / Alucasa
Salón / Alucasa

El mercado de las casas móviles, al igual que el de las prefabricadas ‘ancladas’ disfruta del empuje de un viento favorable. “Cuando nació Alucasa, en los años 70, nadie conocía lo que era una ‘mobile home’ y el 95% de nuestros clientes eran extranjeros que venían a residir a España”, comenta Sabater. “Con el paso del tiempo, nuestro empeño y los nuevos rumbos que ha tomado la vivienda, el 95% de los clientes que tenemos actualmente son españoles que ven en las casas móviles más que una alternativa a la construcción tradicional”, concluye.