Información sobre vivienda y economía

El auge de las viviendas vacacionales se frena y los hoteles vuelven a liderar la oferta turística

Autor: Redacción

La oferta de plazas para los turistas ha sufrido un vuelco en 2019, en el que los hoteles han ganado la mano a las viviendas vacacionales.

Según un informe de Exceltur, el año pasado el número de plazas en alojamientos hoteleros repuntó un 2%, mientras que el de las plazas en pisos turísticos se redujo un 4%. Se trata de la primera caída que sufren las viviendas vacacionales desde que irrumpieron en el mercado de las plataformas online de comercialización, allá por 2009. 

En concreto, actualmente hay 415.404 plazas hoteleras en las 22 principales ciudades españolas, frente a las 413.033 plazas en viviendas turísticas. En 2018, sin embargo, la alternativa de los pisos vacacionales se impuso a la hotelera por primera vez. Así han evolucionado en la última década. 

Desde la asociación Exceltur achacan el cambio de tendencia a la proliferación de normativas locales en plazas como Palma, Barcelona, San Sebastián o Bilbao, en un intento por frenar su auge, y con el argumento de que su proliferación afecta de forma directa al precio de los alquileres atradicionales y a la convivencia vecinal en los principales centros de las ciudades. 

Sin embargo, diferentes voces apuntan a que, dado que los pisos turísticos se encuentran en enclaves muy céntricos y a que tienen un peso reducido en el parque de viviendas de alquiler, su impacto en el precio de los arrendamientos es muy limitado. Además del sector del alquiler vacacional, que asegura que sin esta alternativa España perdería turismo en favor de otros destinos, también defienden esta teoría otros organismos como el Banco de España o Competencia, que además de asegurar que no afecta a los precios ha advertido a algunos ayuntamientos de que las regulaciones restringen la libre competencia.